Enero 2108.

REFORMA FISCAL ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA

Estimados Clientes y Amigos,

El pasado mes de diciembre de 2017 fue aprobada la Reforma Fiscal en los Estados Unidos de América, también conocida como “Tax Cuts and Jobs Act”, la cual considera diversos puntos importantes que pudieran afectar cualquier estructura corporativa o patrimonial que involucre tanto a residentes fiscales en México como en dicho territorio, así como cualquier transacción de negocios que se realice entre residentes de los citados países.

La reforma tiene como principales puntos los siguientes:

  1. Reducción de la tasa corporativa de impuesto sobre la renta del 35% al 21% (originalmente se propuso que fuera del 15%). Aunque el Senado de dicho país promovió que la reforma entrará en vigor a partir de 2019, la misma inició su vigencia el pasado 1° de enero de 2018.
  2. El impuesto sobre sucesiones (“Estate Tax”) para americanos incrementó su monto individual exento de $5.5 a $10 millones de dólares americanos de 2018 a 2025.
  3. Se mantienen los siete ramos impositivos actuales para persona física, con un recorte de tasa máxima del 39.6% al 37%.
  4. Se incorporan reglas anti-erosión (BEPS, por sus siglas en inglés) para los pagos realizados por residentes en los Estados Unidos de América.
  5. Se incorporan nuevas limitantes para la deducibilidad de intereses derivados de créditos contratados por residentes en los Estados Unidos de América.
  6. Como un incentivo para fomentar la inversión interna y repatriar utilidades, se introduce: i) un gravamen sobre utilidades mantenidas por subsidiarias en el extranjero de Grupos incorporados en los Estados Unidos de América; ii) reglas de exención de dividendos provenientes de fuente de riqueza del extranjero, así como iii) la posibilidad de aplicar la deducción del 100% de ciertos activos adquiridos desde 2017 y hasta el inicio de 2023.

Como consecuencia de lo anterior, resulta importante que sean revisadas todas las operaciones que nuestros clientes tengan con personas residentes en los Estados Unidos de América; entre ellas las disposiciones de Regímenes Fiscales Preferentes, aplicabilidad de beneficios del Convenio para Evitar la Doble Imposición en materia Fiscal celebrado entre México y este país, así como planeación corporativa estratégica encaminada a la maximización de utilidades.

Por otro lado, nuestros clientes con nacionalidad o ascendencia/descendencia americana, deben considerar los efectos que esta reforma puede traer en materia patrimonial, por lo que sugerimos revisar su situación actual.

Al respecto, consideramos que México debe evaluar una pronta reacción en su sistema impositivo con la finalidad de estar preparados para este cambio y brindar mayor seguridad jurídica a los contribuyentes mexicanos, privilegiando un sistema más justo para ambos países.

Saludos cordiales,

Herbert Bettinger Barrios
Socio Director