Julio 19 de 2017.

Entra en vigor Sistema Nacional Anticorrupción

El día de hoy entra en vigor de la Ley General del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) y la Ley General de Responsabilidades Administrativas, el cual es la instancia de coordinación entre las autoridades de todos los órdenes de gobierno competentes en la prevención, detección y sanción de responsabilidades administrativas y hechos de corrupción, así como en la fiscalización y control de recursos públicos.

Esencialmente, consiste en la reforma y creación de distintas leyes federales con el objetivo de fomentar la transparencia y combatir la corrupción en todos los órganos de gobierno sancionando no solamente a los servidores públicos (como históricamente se hacía), sino también a los particulares que se encuentren directa o indirectamente relacionados con potenciales prácticas de corrupción. A partir de esta reforma legal, se ha vuelto más importante que nunca el contar con un programa robusto de “Compliance” corporativo, así como con los documentos y registros necesarios para comprobar su implementación y efectividad ante las autoridades competentes, en su caso. Específicamente, el artículo 25 de la actual Ley General de Responsabilidades Administrativas, establece que contar con una “Política de Integridad” es un elemento para la determinación de la responsabilidad de las empresas privadas.

Cabe mencionar que conforme a dicho ordenamiento legal, se entiende por “Política de Integridad” aquella que cuente con los siguientes elementos:

  • Manual de Organización y Procedimientos.
  • Código de Conducta.
  • Sistemas de Control, Vigilancia y Auditoria.
  • Sistemas de Denuncia.
  • Sistemas y Procesos de Entrenamiento.
  • Políticas de Recursos Humanos.
  • Política de Transparencia

Derivado de lo anterior, Bettinger Asesores ofrece a sus clientes los siguientes servicios en materia de Compliance:

  1. Asesoría integral y acompañamiento para que las empresas logren obtener la certificación “ISO 37001: 2016, Anti-bribery Management System” (Manejo de los Sistemas Anti-Soborno).
  2. Creación o revisión de un Código de Conducta o Código de Ética específicamente adecuado a las necesidades y tipo de negocio de las empresas considerando los estándares del Sistema Nacional Anticorrupción así como incorporando las mejores prácticas de las empresas más éticas del mundo.
  3. Creación o revisión de las Políticas internas disponibles en las empresas en materia de Anticorrupción, Transparencia, Recursos Humanos, entre otras.
  4. Capacitación a los empleados sobre las disposiciones del Sistema Nacional Anticorrupción enfocado específicamente al negocio y actividades cotidianas a fin de concientizar a cada grupo de empleados sobre los riesgos existentes conforme a la legislación vigente y mostrarles la forma de mitigarlos.
  5. Implementación de los programas de Capacitación incluyendo mejores prácticas de Compliance para las empresas considerando el tipo de industria en la que participa con enfoque en contratación pública.

Saludos cordiales,

Herbert Bettinger Barrios
Socio Director